El principal objetivo del examen es acreditar la idoneidad en la traducción e interpretación de textos oficiales de español a una lengua extranjera y viceversa, requisito indispensable para obtener el Certificado de Idoneidad en Traducción e Interpretación Oficial. El examen consiste en la traducción e interpretación consecutiva de textos oficiales del español a una lengua extranjera y viceversa.

El examen consta de cuatro pruebas; la aplicación regular del examen está programada de la siguiente manera:

  • Desde 9:00 a. m. a 11:00 a. m.: dos pruebas escritas: una del español a cualquier lengua extranjera y otra de cualquier lengua extranjera al español (una hora por prueba).
  • Desde 11:30 a. m. a 5:30 p. m.: dos pruebas orales: una del español a cualquier lengua extranjera y otra de cualquier lengua extranjera al español (aproximadamente veinte minutos por candidato. Se asignan turnos de presentación de las pruebas orales según el orden de finalización de las pruebas orales).

Pruebas escritas

Para la presentación de las pruebas escritas, a cada candidato se le asignará un computador en el cual registrará sus respuestas. Cada prueba comprende un texto corto completo de carácter oficial (jurídico, político, diplomático o comercial); la parte por traducir es un segmento de aproximadamente doscientas palabras que se encuentra encerrado en un recuadro. Está permitido el uso de diccionarios, glosarios o cualquier otra ayuda siempre y cuando estos se encuentren en formato físico; herramientas virtuales, electrónicas o digitales están prohibidas.

Pruebas orales

Las pruebas orales consisten en la interpretación consecutiva de dos textos orales, uno en lengua extranjera para interpretar hacia el español frase por frase, y uno en español para interpretar hacia la lengua extranjera frase por frase. Se trata de fragmentos de diálogos, entrevistas, interrogatorios, sentencia u otro tipo de discursos de carácter oficial de aproximadamente doscientas palabras, que los jurados enunciarán para que el candidato realice la interpretación consecutiva (traducción oral consecutiva, segmento por segmento). El candidato podrá ver el texto antes de la prueba durante un minuto para tener una idea general del contexto, pero no se trata de traducción a la vista ni de dictado. Podrá tomar nota de cifras y de nombres propios y pedir hasta tres repeticiones en cada prueba si así lo requiere.

Jurados:

Para cada lengua hay dos jurados:

  • El jurado A es hablante nativo del español con alta competencia comunicativa en la lengua extranjera y, generalmente, traductor e intérprete oficial.
  • El jurado B es hablante nativo de la lengua extranjera con alta competencia comunicativa en español, generalmente, traductor e intérprete oficial.

Para el examen de traducción e interpretación oficial realizado por la Universidad Nacional de Colombia, los supuestos conceptuales establecidos por la Facultad de Ciencias Humanas a través de la Coordinación de Exámenes de Traducción e Interpretación Oficial del Departamento de Lenguas Extranjeras son los siguientes:

Precisión:

La precisión en la traducción escrita u oral se refiere a la equivalencia de significado y de sentido del texto original. Se entiende por sentido el sistema de conceptos coherentes con un propósito comunicativo en el nivel de palabra, oración, enunciado y texto o discurso.

Naturalidad:

La naturalidad del texto traducido se entiende como el uso de estructuras gramaticales y de variantes lingüísticas que sean de uso considerado correcto por los hablantes y escribientes de esa lengua. Un texto escrito o un discurso oral se consideran de alto nivel de naturalidad, si para producirlo:

  • Se usan las estructuras gramaticales idiomáticas que usan los hablantes nativos.
  • Para traducir los términos no especializados se utiliza el vocabulario de la variedad estándar.
  • Para traducir los términos especializados se emplean los equivalentes del campo de acción específico.

Se consideran errores de naturalidad el uso de variantes nacionales, regionales, sociales, cronológicas o culturales distintas de la estándar.

Variedad lingüística estándar:

La variedad estándar variedad estándar de una lengua es aquella que usan y comprenden los hablantes educados en todos los países o territorios donde esta es lengua oficial, teniendo en cuenta que:

  1. Se presentan variaciones lingüísticas geolectales (de carácter geográfico), sociolectales (de carácter social), diacrónicas (de carácter cronológico) y subculturales (localismos).
  2. Se presentan variaciones que dependen de la situación particular de comunicación.
  3. Existen numerosas variantes en el uso de una lengua, la variedad estándar de una lengua es aquella que usan y comprenden los hablantes educados en todos los países o territorios donde ésta es lengua oficial. Como el ámbito de la traducción oficial requiere el manejo de un registro formal, no se aceptarán variedades de carácter coloquial.

Precisión (80%): se refiere básicamente a la habilidad de conservar la fidelidad al sentido del texto original.

Naturalidad (20%): se refiere a la expresión correcta o adecuada de las ideas. Para este aspecto se tienen en cuenta:

  • La gramática.
  • El uso de la lengua apropiado para el registro del documento traducido.
  • El uso de términos especializados.

Para calificar los exámenes se tienen en cuenta los siguientes criterios:

  • Por cada error de precisión se deducirán 0.4 puntos, y por cada error de naturalidad 0.1 puntos. La nota final para precisión en cada prueba es el promedio de las notas del jurado A y el jurado B; la nota para precisión de un jurado no puede ser superior a dos puntos de la nota del otro jurado.
  • La calificación mínima de naturalidad en cada prueba será de 0.5 puntos, considerando que todo texto o discurso tiene un mínimo de naturalidad.
  • Si en la traducción faltan partes del texto o del diálogo queda a criterio de los jurados el número de puntos que se deducir.
  • Cada prueba tiene un máximo de diez puntos para el criterio de precisión y un máximo de cinco puntos para el criterio de naturalidad.
  • El puntaje aprobatorio mínimo es de cuarenta y cinco puntos sobre cincuenta (cinco puntos corresponden a 12.5 errores de precisión en las cuatro pruebas, o cincuenta errores de naturalidad sumados de todas las pruebas o una combinación de los dos que sume cinco puntos en total).

La formación académica, experiencia profesional del candidato o certificaciones similares emitidas por otros países NO constituyen criterios de evaluación ni serán conducentes para expedir el Certificado de Idoneidad en Traducción e Interpretación Oficial.

Para conocer exámenes de prueba, envíe un mensaje al correo electrónico comextio_fchbog@unal.edu.co en el que solicite textos de ejemplo indicando la lengua extranjera de su interés.